Redes Sociales

visión continental

Los Trazos de Garantón

Búsqueda de Gacetas Ordinarias

Búsqueda de Gacetas Extraordinarias

Encuesta En Linea

Encuesta
¿Está usted de acuerdo con establecer el dólar como moneda nacional en Venezuela?
Si
No
Tal vez

Ver Resultados

Secciones de Navegación

Enlaces De interés

Análisis Financiero Ejecutivo PDVSA 2009-2012

Fuente: Roman Eduardo Gutierrez

Publicado el 31/12/1969 a las 8:00 pm

Economía

 

 Análisis Financiero Ejecutivo PDVSA 2009-2012
La proyección / estimación del Flujo de Caja Libre para el 2014 es negativo
    La política de endeudamiento instrumentada por Petróleos de Venezuela SA. (PDVSA) en los últimos años, ha ocasionado un deterioro progresivo de la solvencia de la empresa, elevando los indicadores de apalancamiento en niveles nunca antes presentados (1,8 respecto al patrimonio y 65% del activo total), lo más delicado de esta “agresiva” política, es que el endeudamiento ha sido utilizado para gastos generales, importaciones, financiar programas sociales y no para invertir en el core business o actividad medular de PDVSA, como lo es el negocio petrolero, única actividad que generaría los ingresos necesarios para repagar estos préstamos e incrementar su producción y cash flow vía sus operaciones de exportación.
 
   Preocupa además que el endeudamiento financiero (bonos), está asociado a elevados costos (cupones de interés), derivados como es lógico, del rating crediticio de nivel especulativo para la petrolera Estatal y la percepción de riesgo del mercado, esto paradójicamente, en un ambiente donde las tasas de interés globales son cada día menores, por la flexibilización cuantitativa mundial.
 
   Asimismo se observa una importante acumulación de las cuentas por cobrar, las cuales aumentaron a una tasa del 39,45% anual promedio en el periodo de los años 2009 - 2012, se infiere que es producto de los acuerdos petroleros bilaterales desfavorables desde el punto de vista financiero, es decir, que desmejoran la posición de caja en divisas de la estatal petrolera, en los cuales por un lado se intercambia petróleo por materias primas, servicios o alimentos, y por otro se difieren los pagos en extensos plazos con tipos de interés reales negativos. También cabe considerar que un (%) relevante podrían ser incobrables.
 
    En este orden de ideas, esto se combina con otra acumulación contable, la de las cuentas por pagar, las cuales crecieron a un ritmo promedio del 26,29% anual, en concordancia con la disminución del flujo de tesorería en bolívares, afectado en parte por el “anclaje cambiario”.
 
    En este contexto, la estructura de costos al cierre del año 2012, revela un bajo margen de beneficio operacional (EBTIT), apenas de 25%, es decir de cada 100 dólares que PDVSA factura, los costos, gastos operativos y regalías se llevan un 75%, quedando solo 25 dólares para cubrir los aportes sociales, Fonden, impuestos y otros gastos no petroleros asignados fiscalmente a la empresa, lo que deja una utilidad neta marginal, incapaz de apalancar la reinversión en el negocio petrolero.
 
   La proyección/ estimación del Flujo de Caja libre (FCF) para el año 2014, asumiendo precios actuales petroleros, los llamados “Social Costs”, Capex (nuevas inversiones) y las amortizaciones financieras, se ubica negativo (déficit) entre 28 – 32 millardos de US$.
 
  Esta gigante estructura de costos esta presionada en buena parte por las compras crecientes de petróleo y derivados a otros países, como se indica anteriormente, ante la incapacidad de elevar su producción y mayores compromisos de entrega de crudo especialmente a países como: China, Cuba y Petrocaribe, bajando así el % de exportaciones que son destinadas a países como los EE.UU (El mejor pagador de PDVSA), que según Platts en su informe a junio 2013 (Platts Commodity Week), lo ubica en un promedio diario entre 840- 870 mil bpd (Menos del 10% del total de importaciones petroleras de ese país).
 
   Por otro lado, organizacionalmente PDVSA es una empresa cada día más “pesada”, con una nómina de empleados fijos y contratados que año a año se ha venido incrementando, pero que no encuentra correspondencia en un incremento de sus niveles de producción y exportaciones, esta última variable, afectada por el incremento del consumo interno
 

Noticias relacionadas