Redes Sociales

visión continental

Los Trazos de Garantón

Búsqueda de Gacetas Ordinarias

Búsqueda de Gacetas Extraordinarias

Encuesta En Linea

Encuesta
¿Está usted de acuerdo con establecer el dólar como moneda nacional en Venezuela?
Si
No
Tal vez

Ver Resultados

Secciones de Navegación

Enlaces De interés

Concepto de Sueldos y salarios en la doctrina venezolana

Temas Laborales

Fuente: Morillo, Miguens & Asociados.

Publicado el 01-09-2007

 

La palabra salario proviene de la palabra sal, su origen se remonta en  Roma porque  para los romanos la sal era un producto comercial de suma importancia, la utilizaban como  conservante y como antiséptico para desinfectar heridas, también tenía importancia religiosa y social, la  usaban como símbolo y rito para estrechar las relaciones sociales: comer sal en comunidad. Arrojar sal por encima del hombro derecho significaba conjurar una maldición.La vía por la cual era transportada la sal se llamaba vía salaría y  los soldados que cuidaban de la seguridad de esta ruta de recibían parte de su paga en forma de bolsitas con sal, lo que se llamaba Salarium Argentum, de ahí la palabra salario.

En un sentido amplio salario es la retribución del factor productivo trabajo, incluyendo toda los ingresos provenientes del empleo o del autoempleo, los honorarios profesionales, las cantidades entregadas por las empresas a los fondos de jubilación, etc. En un sentido más restringido salario es la remuneración del personal empleado en las empresas, incluyendo todos los pagos que éstas realizan a su personal.

En el lenguaje corriente, y a veces en ciertos informes económicos, los salarios son exclusivamente las remuneraciones del personal obrero, en tanto que el pago a los empleados se denomina sueldo. Esta distinción, sin embargo, tiende poco a poco a caer en desuso: la diferencia entre empleados y obreros es cada vez menos nítida en los procesos productivos modernos, donde el empleo de la fuerza física se va reduciendo constantemente y donde la preparación requerida por el personal obrero es cada vez mayor.

El salario se paga usualmente en dinero, pero puede incluir una parte más o menos considerable de pagos en especie. Hay empresas que ofrecen, como parte de la remuneración, el derecho a usar ciertas instalaciones, vivienda, mercancías que pueden ser adquiridas al costo y, en general, otros bienes y servicios que se transfieren a su personal.

El salario que recibe un trabajador consta usualmente de dos partes: por un lado está el salario básico, o tipo de salario, que especifica la cantidad a pagar por hora, día, semana, quincena o mes. Por otro lado están los beneficios adicionales: bonificaciones, premios, bonos, primas, aguinaldos, pagos a la seguridad social, etc. Para distinguir al salario básico del salario total, suele llamarse a éste último salario integral. De acuerdo con la Ley venezolana, específicamente  la Ley Orgánica del Trabajo, en su artículo 133, se define al salario como:

La remuneración, provecho o ventaja, cualquiera fuere su denominación o método de cálculo, siempre que pueda evaluarse en efectivo, que corresponda al trabajador por la prestación de su servicio y, entre otros, comprende las comisiones, primas, gratificaciones, participación en los beneficios o utilidades, sobresueldos, bono vacacional, así como recargos por días feriados, horas extras o trabajo nocturno, alimentación y vivienda”. 

Para efectos de qué bases tomar para realizar la declaración anual del Impuesto sobre la renta, el artículo 131 de esta misma establece lo siguiente:

“Se consideran como enriquecimientos netos los sueldos, salarios, emolumentos, dietas, pensiones, obvenciones y demás remuneraciones similares, distintas de los viáticos, obtenidos por la prestación de servicios personales bajo relación de dependencia. También se consideran como enriquecimientos netos los intereses provenientes de préstamos y otros créditos concedidos por las instituciones financieras constituidas en el exterior y no domiciliadas en el país, así como las participaciones gravables con impuestos proporcionales conforme a los términos de esta Ley”.

El  27 de Febrero de 2007, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia emite la  sentencia Nº 01-2862, que luego es publicitada en la Gaceta Oficial Nº  36.835 del 1 de marzo, con la cual se propone una modificación al concepto de salario para efectos del cálculo del Impuesto sobre la renta, dicha  modificación es la siguiente:

"Se consideran como enriquecimientos netos los salarios devengados en forma regular y permanente por la prestación de servicios personales bajo relación de dependencia. También se consideran como enriquecimientos netos los intereses provenientes de préstamos y otros créditos concedidos por las instituciones financieras constituidas en el exterior y no domiciliadas en el país, así como las participaciones gravables con impuestos proporcionales conforme a los términos de esta ley. A los efectos previstos en este artículo, quedan excluidos del salario las percepciones de carácter accidental, las derivadas de la prestación de antigüedad y las que la ley considere que no tienen carácter salarial".

A la fecha tal propuesta no ha sido acogida por la Asamblea Nacional, la cual se manifestó en contra de la sentencia aludida, expresando que dicha modificación estaría dirigida a beneficiar a los sectores de mayores ingresos de la población venezolana.Por su parte,  la administración tributaria, en palabras de su principal vocero, el Superintendente Nacional, José Gregorio Vielma Mora, ha señalado expresamente, que la sentencia  no es aplicable al periodo fiscal correspondiente al año 2006, pues el mismo se inició antes de que se hiciera tal interpretación, de modo que la interpretación efectuada en el articulo 31 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta se aplicará a partir del ejercicio fiscal siguiente”. 

Esta interpretación de los magistrados confirma que es en el año 2006 que se grava el impuesto y retención de los mismos. Tal y como se estuvo realizando, pues es un impuesto tácito. Como ya comenzó el año 2007, esto indica que va para el año 2008 y que se hará efectivo a partir del año 2009. Realmente esto es lo importante de la sentencia.

Manifiesta el Seniat, que de acuerdo al articulo 8 del Código Orgánico Tributario el cual reza: “Ninguna norma en materia tributaria tendrá efectos retroactivos, excepto cuando suprima o establezca sanciones que favorezcan al infractor, cuando se trata de tributos que se determinen por periodo anual. Las normas referentes a la existencia o a la cuantía de las obligaciones tributarias regirán desde el primer día del periodo referido al contribuyente que se inicie a partir de la fecha en la entrada de vigencia de la ley”. Esta norma además de nuestra aclaratoria, esta refrendada en el principio de seguridad jurídica sentenciada en julio del año 2002”.


"Los criterios expresados en esta sección no representan una recomendación específica sino un criterio profesional del autor,
y se recomienda no aplicarla sin contar con la opinion sustentada de un especialista en la materia, para lo cual puede escribirnos a contacto@finanzasytributos.com"