HLT

“Médicos” de universidad chavista: no pueden ejercer en Perú

Un grupo de ciudadanos peruanos que hace años viajó a Venezuela en el marco de un convenio entre el gobierno de Chávez y Ollanta Humala para supuestamente graduarse de médicos integrales en la chavista Universidad Bolivariana de Venezuela; una institución “educativa” que no es valorada ni reconocida en la mayoría de los países de la región.

Ahora, en Perú, los ciudadanos de ese país que se graduaron de médicos integrales comunitarios, protestan  porque el Colegio Mérico del Perú (CMP) les impide ejercer como médicos cirujanos.

Evidente mensaje con propósito politico inmerso en formación de futuros profesionales de la salud

Ante la polémica y las fuertes críticas, el CMP se vio obligado a dar a conocer las razones por las que estos ciudadanos peruanos no pueden ejercer; y es que en resumen los “profesionales” graduados en la Universidad Bolivariana de Venezuela no están capacitados para ejercer como médicos cirujanos.

El ente que congrega a los medicos peruanos señaló que los ciudadanos peruanos o de otra nacionalidad que se han formado en Venezuela como médicos integrales comunitarios,no pueden colegiarse en el país como médicos cirujanos, porque no se han formado como tales, razón por la cual se les retiró del registro en dicha orden profesional.

En conferencia de prensa, la decana del CMP, Liliana Cabani, y el secretario del Interior, Jaime Morán, afirmaron que inicialmente estos profesionales fueron inscritos en el colegio profesional debido a que la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) reconoció sus títulos, pero luego aclaró que no corresponden al de médicos cirujanos.

Graduacion de médicos comunitarios en una universidad bolivariana: más activistas políticos que médicos?

Estos profesionales, algunos de los cuales han hecho pública su situación, pueden ver la opción de completar y/o convalidar sus estudios en una universidad del Perú, añadieron Cabani y Morán; pero la mayoría se niega a hacerlo.

“El Colegio Médico ha corregido un registro anómalo ocurrido en años anteriores, debido a que ha acreditado que los egresados de medicina integral y comunitaria han recibido una formación que no es igual ni equivalente a la que recibe un médico cirujano”, indicaron.

Señalaron que esta decisión del Colegio Médico del Perú busca salvaguardar la salud de los peruanos, en vista que es obligación velar para que quienes ejercen la medicina en el país cuenten con la formación y las competencias exigidas por la normativa de ese país.

Gustavo Villasmil, médico internista y profesor de la Universidad Central de Venezuela señaló a PanAm Post que esta es una situación que el gremio médico en el país ha denunciado desde hace años; agregó que estos “médicos” estaban advertidos de lo que podría sucederles al graduarse en la Universidad Bolivariana.

“Yo lo lamento por estos muchachos que no pueden pecar por inocentes porque se les dijo; desde el año 2012 la Academia de Medicina venezolana, colegios de Médicos y universidades autónomas vienen advirtiendo que hay problemas con esos programas de estudios; que habían problemas con ese profesorado y con el régimen de formación. Un médico cirujano tiene que estudiar constantemente, pero a estos jóvenes les hicieron creer que podrían saltarse esas exigencias y que iban a ser médicos por una vía irreal. Esto estaba cantado que iba a ocurrir”, sentenció.

Universidad Bolivariana: la “gran estafa”

Aunque en Venezuela se conoce lo que hay detrás de la Universidad Bolivariana, en otros países se desconoce, y es que a nivel internacional esa institución educativa no cumple con los requisitos necesarios para formar profesionales.

Las universidades bolivarianas cumplen formación ideológica por encima de la formación academica. 

El convenio entre Perú y Venezuela se firmó en 2012, por parte de los gobiernos de los izquierdistas Ollanta Humala y Hugo Chávez, donde el mandatario venezolano prometió que uno de los aportes de su país sería lucha contra el analfabetismo, pero también con otros programas como la Misión Milagro o la formación de médicos.

Pero la verdad es que Hugo Chávez estafó a estos estudiantes que viajaron a Venezuela pues se graduaron de “médicos integrales comunitarios”, una especialización que en Perú ni existe y que además les impide ejercer como cirujanos, porque no están capacitados para ello.

La Universidad Bolivariana de Venezuela fue creada por Chávez para atender a “los sectores populares tradicionalmente excluidos de las instituciones de Educación Superior”, o sea, para aquéllas personas que no lograban conseguir cupos porque no pasaban las pruebas de ingreso en las otras universidades.

La situación es que dicha institución no cumple con los requisitos universales para formar médicos; de hecho, la Federación Médica de Venezuela no conoce los currículos de los académicos, el pénsum no incluye materias básicas y no hay exigencias de admisión.

Los denominados Médicos Integrales Comunitarios (MIC) comenzaron a gestarse en la administración Chávez, pero en los últimos tres años han cobrado relevancia pues son los encargados de administrar los ‘Barrio Adentro’, centros de atención comunitaria en los que comparten la práctica con médicos cubanos.

Los cuestionamientos sobre este programa van desde la forma en que se imparten las clases, hasta las edades y actividades anteriores de los estudiantes, pasando por el número de graduados en cada promoción.

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela ha cuestionado duramente la labor de los alumnos de Medicina Integral Comunitaria de la Universidad Bolivariana: “Han demostrado que son incapaces de realizar un examen físico completo”. El informe calificó al 80% de ellos en el rango “malo”.

“En la Universidad Bolivariana, sin facultad de medicina conocida, se crearon estudios médicos improvisados y paralelos con producción masiva, cuyo pensum es deficiente y similar al de carreras similares que se cursan en Cuba, con un alto contenido ideológico, diseñados a espaldas del Consejo Nacional de Universidades y confiados a la Misión Médica Cubana”, señala el pronunciamiento de la Academia.

Un Médico graduado en las universidades autónomas recibe más de ocho mil horas docentes de clases, de formación académica. Mientras que en la Medicina Integral, sale graduado con unas tres mil horas de docencia.

Pero no solo en Venezuela se ha cuestionado la formación de los Médicos Integrales Comunitarios. En Colombia, por ejemplo, el diario El Espectador publicó un reportaje en que ex estudiantes denunciaron que las clases eran principalmente por televisión y muy ideológicas.

“Solo nos hablaban de Marx, del Che, de la revolución y del socialismo; nunca vimos textos de fisiología ni hablamos sobre patologías (…) A nosotros nos tocó clase en un parque, en donde había un televisor con un DVD”, fueron algunos de los testimonios.

En Chile, por su parte, el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom) es la vía por la que los médicos deben validar sus títulos para ejercer en el sistema público de ese país. El test teórico tiene 180 preguntas y se aprueba con un 51%. Después de pasar el teórico, los médicos formados en universidades extranjeras deben pasar un examen práctico.

En diciembre de 2016, 21 médicos integrales comunitarios presentaron el Eunacom teórico, de los cuales 15 eran chilenos y el resto venezolanos. Todos fueron reprobados.

Vea la fuente original que publicó la informacion en el siguiente enlace: /https://es.panampost.com/sabrina-martin/2018/08/31/medicos-de-universidad-chavista-protestan-porque-no-pueden-ejercer-en-peru/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *